sábado, 27 de agosto de 2016

Los hijos crecen tan rápido

como amar a nuestros hijos, como ser un padre ejemplarAsí es, los niños, nuestro hijos crecen tan rápido. Cuando eres bebé tu madre o tu padre puede tomarte hasta con una mano, y como por arte de magia, creces, tan rápido pero tan rápido, el tiempo pasa volando. Y si no eres un padre cuidadoso, observador, cariñoso, dedicado en las cosas que tus pequeños hijos hacen, luego no servirá de nada el arrepentimiento. Muchos padres no prestan atención a sus hijos. Ellos necesitan amor, cariño, comprensión, necesitan ser guiados para que puedan elegir el camino correcto que deben seguir, necesitan una guía sobre que profesión ellos pueden elegir para que así puedan ser plenos en sus vidas. Pero debemos estar atentos desde que son pequeños, cuando tu hijo o tu hija pequeña te diga papi, nunca le contestes, esperate, luego voy, o en este momento estoy ocupado. 

Es un grave error que la mayoría de padres solemos cometer. Dedícale tiempo a tus  hijos, visita su escuela, pregúntale a sus maestros sobre su rendimiento y su comportamiento, no basta con que los lleves y los vayas a traer a la escuela. Debes informarte sobre las cosas que los pequeños hacen. Para que puedas guiarlos de la mejor manera posible. 
Si tu hijo o tu hija quiere que lo cargues, cárgalo(a), porque el tiempo pasará tan rápido que luego serás tú quien querrás cargarlo y será demasiado tarde. 

Cómo padre de familia te digo "Ser padre es lo más maravilloso que hay en este mundo". 

Ama a tus hijos tanto como sea posible.

Búsqueda personalizada

Gracias por su visita

Publicado por Arty Alvarado